Campaña PARA QUE SANTA CRUZ PUEDA OIR

Con éxito concluyó la adaptación de audífonos gratis en jornada rotaria.
Al cierre de esta edición los más de 75 voluntarios de Rotary seguían trabajando y devolviendo la audición a más de cuatrocientos pacientes con deficiencias auditivas, de los cuales el 51% son de sexo femenino y el 49% varones. El grupo atareo de mayor porcentaje fue el de mayores a 65 años con el 34%, de 40 a 64 fue el 22%, de 18 años a 39 fue el 16%, de 5 a ños a 17 el 26% y menores a cinco años el 5 años el 3%. Las enfermedades que generaron este mal es la siguiente: 30% de nacimiento, 14 % por traumas diversos, Vejez el 10%, por infecciones el 7%, meningitis el 4%, medicación el 3%, origen desconocido el 8% y otros 24 %.
Starkey y Rotary, con el auspicio de la FEXPO y la empresa Sofía, lograron una eficiente jornada de trabajo que se inició a las siete de la mañana y concluyó a las 18 horas con el avance de más del 80 por ciento de las quinientas atenciones programadas, más de un centenar de pacientes que habían calificado en junio pasado para su adaptación en esta fecha no pudieron llegar a la cita por diversos problemas, en su mayoría por dificultades de transporte, principalmente aquellas personas que deberían llegar desde provincia. Los encargados del programa mencionaron que se los ubicara en su lugar de origen y se les hará la adaptación, toda vez que los equipos han sido preparados con características personales.
El programa se desarrolló a partir de una capacitación de voluntarios que se hizo en el Hotel Rádisson la tarde del sábado 20. En la presente jornada empezó con una distribución de tareas y concluyó con la presencia de la líder de Starkey Tania Austin que luego de hacer una breve explicación del porque ellos hacen esta tarea humanitaria motivó al equipo para “permanecer y disfrutar de servir a gente que nos necesita” dijo-
Es indescriptible la emoción que se siente al estar presente y ser parte del momento en que un niño o adulto recobra el sentido del oído, dijo un rotario.
Yo lloré con mi primer paciente dijo una rotaria. Otra dijo “este es un día que recordaré siempre” . La anécdota fue que la Sra. Rosario Landívar llego en ambulancia a que le adapten su audífono por que en días pasados había sido intervenida quirúrgicamente.
El programa que hoy concluye en su primera versión en Bolivia, tendrá una nueva acción en junio próximo cuando el Rotary y la Fundación Starkey inviten por los medios a nuevos pacientes de escasos recursos y que padezcan de este mal.

Categoría: Noticias