CERNIQUEM, PROGRAMA ESTRELLA DE ROTARY

Raúl Corvalán y Luís Fernández

Raúl Corvalán y Luís Fernández

Directorio de CERNIQUEM

Directorio de CERNIQUEM

Directorio de CERNIQUEM

Directorio de CERNIQUEM

]Si la montaña no viene a Mahoma, Mahoma irá a la montaña” dijo el Dr. Luis Fernández, Presidente del Directorio de CERNIQUEM.
Mahoma convenció a sus seguidores que a una orden suya, se le acercaría una montaña desde la cual predicaría. La muchedumbre se reunió, Mahoma llamó una y otra vez a la montaña y cuando ésta no se movió de su lugar, el profeta dijo sin abochornarse: “Si la montaña no viene a Mahoma, Mahoma irá a la montaña”.
Esa fue la reacción del Dr. Fernández y su Directorio ante la visita de Raúl Corvalán, Presidente del Rotary Santa Cruz y su comitiva, integrada por Carmen Vargas y Miguel Montero, que dando cumplimiento a su plan de trabajo pidió visitar CERNIQUEM en el día de su reunión ordinaria.
En un ambiente cordial y muy activo cargado de información y buenos deseos, rociados con sonrisas de la mayoría de damas que integran ambos directorios, se llevó a cabo la primer visita de Corvalán a uno de los programas más exitosos del club y que según el Dr. Fernández espera que este año ingrese a “vuelo de crucero” una vez se terminen de ajustar algunas acciones administrativas que permitan “definir los roles y establecer con claridad las funciones de dirección, ejecutivas y operativas” dijo. “Recibimos con expectativa y confianza la visita de Raúl porque él conoce CERNIQUEM, ha trabajado mucho con nosotros y con esta visita demuestra su actitud proactiva que nos queda claro su deseo de coordinar acciones” complementó.


Los temas tratados giraron sobre la necesidad de adecuar el estatuto para viabilizar la sostenibilidad de CERNIQUEM, también se hizo un rápido repaso de las actividades que desarrollan, de los sub programas existentes y de los planes futuros. Al concluir este informe, Corvalán expreso su felicidad de re encontrarse con este potente vehículo de servicio social, de incalculable potencialidad y se comprometió a coadyuvar en todo lo que sea necesario para que las cosas se hagan bien y en su tiempo, “ este programa es como el hijo que uno cuida y protege hasta que tiene su mayoría de edad y luego tiene que volar solo, pero nunca olvidará su casa ni a sus padres y los padres nunca olvidarán ni dejarán a sus hijos librados a su suerte, la genética de CERNIQUEM es rotaria” comentó.
Raúl Corvalán a la conclusión de la reunión pidió al Directorio de CERNIQUEM que participen en las reuniones de los viernes y que por favor informen permanentemente al club de sus actividades, “estamos seguros, dijo, que hay muchos rotarios con ganas de brindar su apoyo voluntario a un programa tan exitoso y que necesita compromiso y voluntad, en Rotary hay muchos jóvenes con ganas de trabajar y este es el mejor lugar para realizarse como rotario”, acotó.

Categoría: Noticias